For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.

La cuesta de enero: planificar, controlar y vender lo que no se usa

A principios de cada año, una de las frases más repetidas es sin duda la famosa «cuesta de enero». 

Desde el punto de vista deportivo, afrontar una subida implica esfuerzo y determinación para alcanzar la meta. Un factor clave en este sentido es la preparación, y más aún en un entorno tan cambiante como el actual, en el que la pandemia de Covid-19 ha hecho mella y ha alterado profundamente el escenario económico mundial y nacional, así como los presupuestos familiares. 

Primer paso: Contención 

Según la encuesta realizada a nivel centroamericano por la empresa Unimer, denominada «consumidor mutante», dos de cada tres personas han aumentado sus niveles de deuda durante la pandemia. Añade el artículo que debido a la escalada del desempleo, fenómeno que se conjuga con la incertidumbre del futuro económico, desde el inicio de la pandemia los consumidores comenzaron a buscar opciones más baratas.

«… el 56% de los consultados dijo que la factura eléctrica se había incrementado, un 31% dijo que gastó más en cable e Internet y otro 31% en equipos tecnológicos. Los mayores gastos se produjeron en artículos como audífonos, micrófonos, parlantes, celulares, laptops, routers, televisores y accesorios como cables y adaptadores, entre otros».

Reseña Crhoy.com que «… un 95% se ha dedicado a buscar marcas más económicas que las que acostumbraba adquirir y un 93% ha estado comprando sólo lo básico.»

Dos de cada tres consumidores eliminó o redujo sus gastos en snacks, uno de cada dos compró menos embutidos, una de cada tres personas disminuyó sus gastos en artículos de cuidado personal y uno de cada cinco aumentó sus compras por Internet.

Esta cifra supone una reducción del gasto del 20%, respecto a 2019.

Esta primera medida, adoptada por los hondureños, hace referencia a su sentido de la precaución para afrontar el primer mes de 2021 de la mejor manera posible: con menos deuda. 

Segundo paso: planificación y control

Además de este primer e importante paso, en Vennty queremos ofrecerte algunas ideas para que estos primeros días del nuevo año sean menos difíciles. 

Conozca sus gastos y tus ingresos. Aunque parezca obvio, tener una visión completa de sus ingresos y gastos -o lo que es lo mismo- de cómo gastas e inviertes su dinero, le permitirá planificar y tomar mejores decisiones por adelantado. 

Le recomendamos que desgloses sus gastos fijos (los que son recurrentes cada mes o la mayoría de ellos) y sus gastos variables (que incluyen los imprevistos, los que no son recurrentes y son esporádicos).  Es importante que conozca las fechas en las que debe realizar los pagos o retiradas de su cuenta, ya que los retrasos en los pagos darán lugar a intereses y penalizaciones. 

Después de desglosar los gastos, hay que restarlos de los ingresos y saber -con exactitud- lo que se tiene a final de mes, es decir, si se tiene superávit (dinero que sobra para ahorrar) o déficit (saldo negativo). 

A partir de esta imagen general de su tesorería, puede tomar decisiones y actuar en consecuencia: identificar los gastos innecesarios y reducir los costes, optimizar la gestión de su dinero o buscar nuevas fuentes de ingresos. 

Haga un presupuesto. Una vez identificados los ingresos y los gastos, elabore un presupuesto anual, mes a mes, para saber con «certeza» -porque siempre habrá imprevistos- lo que tienes que hacer para mantener el rumbo. 

Controle su presupuesto. Le sugerimos que compare el presupuesto que ha establecido previamente cada mes y reflejes cualquier variación, es decir, que lo actualice. Esto le permitirá determinar si es necesario tomar más medidas.

Recuerde que el presupuesto es una herramienta de planificación y control «viva», es decir, que se ajusta y modifica con el tiempo. 

Tercer pasoMás ingresos

Otra forma segura, fácil y rápida de aumentar los ingresos familiares es acudir al mercado de venta de artículos de segunda mano y, desde Vennty, le ofrecemos las mejores condiciones para hacerlo con total éxito. 

Tiene a su disposición 16 categorías bien diferenciadas: inmuebles, vehículos, informática y electrónica, hogar y jardín, empleo y educación, colección, ocio, servicios y comercio e industria, moda y accesorios.

Es el momento de deshacerse de los objetos que no usa y que pueden representar ese dinero extra. Piense en ello. 

¿Qué es ese teléfono móvil que permanece en tu mesita de noche durante meses, y esa computadora que ya no utiliza? Quizá sea el momento de vender esos libros que ya ha leído un millón de veces o esa ropa que haría muy feliz a otras personas.

Como ya sabe, con vennty podrá superar la cuesta de enero.

leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top