For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.

¿Qué significado tienen las siglas: ABS, EBD y BAS?

Hay dispositivos de seguridad en los vehículos que pueden ser cruciales en caso de mala suerte con su Auto. Para el beneficio de todos, la industria automotriz ha instalado estos sistemas en prácticamente todos los modelos, abreviando sus silabas como EBD, ABS y BAS.

Puede que estos términos le parezcan complejos, pero los revisaremos uno a uno para que cuando vea la hoja de datos de su próximo vehículo, sepa de qué se trata.

EBD

Este sistema, conocido como «distribución electrónica de frenado«, mejora la estabilidad del vehículo en caso de frenada involuntaria, desviando la fuerza de frenado necesaria a una rueda correspondiente. En otras palabras, y como su nombre lo sugiere, distribuye la fuerza de frenado más uniformemente a las ruedas.

Este sistema es particularmente útil durante los frenazos fuertes en las curvas, donde el vehículo es menos estable. En resumen, sus beneficios son mejorar la estabilidad, reducir la distancia de frenado, ayudar a mejorar la tracción y, por supuesto, maximizar la eficiencia de frenado.

ABS

Son las siglas en ingles de “Anti-lock Braking System” (sistema antibloqueo de frenos) y fue presentado al mundo en 1978 cuando Mercedes-Benz lo introdujo en la Clase S.

Este sistema fue originalmente desarrollado por la marca alemana Bosch y su función es que la fuerza de frenado se distribuye a las ruedas para evitar que los neumáticos patinen y pierdan el agarre en el suelo. En otras palabras, el frenado debe ser parejo.

Las ventajas de este sistema son que los frenos ABS le ayudarán a mantener un control total de su auto al frenar y también evitarán que derrape sobre el pavimento, una situación que normalmente precede a un accidente.

BAS

Fue introducido por la marca Mercedes-Benz en 1996. No es más que la abreviatura de «Brake Assist System» (Sistema de asistencia de frenado) y funciona en conjunto con el sistema ABS, ayudando al vehículo a frenar en una distancia más corta. A lo largo de los años, las marcas han seguido perfeccionándolo, tanto que es obligatorio en Europa desde 2009 y en los Estados Unidos desde 2012.

Funciona a través de un sofisticado sistema electrónico que mide la velocidad a la que el conductor suelta el acelerador y pisa el pedal de freno e interpreta si se trata de una parada de emergencia, aumentando así la presión de los frenos para reducir la distancia que el vehículo recorrerá antes de detenerse por completo.

Si está buscando un auto equipado con uno de estos sistemas u otro, entre en vennty.com para encontrar el auto que más le convenga. También puede publicar un anuncio si tiene uno en venta, es completamente gratis y no cobramos ninguna comisión por venta.

leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top